Beneficios del spray de própolis con eucalipto, limón y romero

Beneficios del spray de própolis con eucalipto, limón y romero

Recordarás esa escena de película en la que el protagonista se aplica un espray antes de besar a la chica. Y es que los espráis bucales resultan efectivos para enmascarar y combatir el mal aliento, pero también para aliviar la irritación de garganta, la afonía o para curar pequeñas heridas en la boca como aftas, herpes o las causadas por ortodoncias.

Como en Propol-mel nos gusta descubrir el origen de los productos, en este artículo indagamos un poco en la historia del espray. Además, os mostramos cuáles son en concreto los beneficios del spray bucal de própolis con eucalipto, limón y romero. Toma buena nota pues, parafraseando el popular eslogan publicitario: «Sin spray no hay beso».

Los espráis: origen y función

Un espray o spray (en inglés) es un recipiente que alberga un líquido, en cuya parte superior se halla un dispositivo que permite expulsar dicho líquido en forma de vapor o gotas muy finas. A este espray lo denominamos también aerosol, vaporizador, pulverizador, rociador o de forma coloquial flis flís.

Según parece, fue Frederick G. Donnan, físico-químico irlandés, el que por primera vez empleó el término aerosol. Lo hizo durante la Primera Guerra Mundial para describir una solución aerodinámica, unas nubes de partículas microscópicas en el aire. Aquel concepto se reflejaría más tarde en inventos como el sifón para soda y bebidas carbonatadas autopresurizadas o los botes para insecticidas, lacas y desodorantes.

Beneficios del uso de spray de própolis con eucalipto, limón y romero

El spray de própolis es útil para mantener la boca fresca y la garganta protegida. El própolis y los aceites esenciales de eucalipto, limón y romero ayudan en la defensa contra agentes externos, por lo que este producto es de utilidad en casos de halitosis, irritación de garganta, afonía o heridas bucales.

Mal aliento

La halitosis está generalmente causada por bacterias. El própolis tiene actividad antibacteriana, por lo que contribuye al mantenimiento de una correcta higiene y salud bucodentales, evitando problemas en la cavidad oral como mal aliento.

Por su parte, el eucalipto y el limón conservan la boca fresca y ayudan asimismo a combatir el olor bucal desagradable.

Irritación de garganta

Sustancias naturales como el própolis, el eucalipto, el limón o el romero son conocidas por sus propiedades expectorantes y por favorecer el alivio de la irritación y el dolor de garganta. Además de aportar una sensación refrescante, estimulan la respuesta inmune en la garganta, protegiéndola frente a patógenos externos.

El propóleo, en concreto, reduce la carga microbiana y viral por su alto contenido en flavonoides; te lo contamos aquí.

Afonía

La afonía es la pérdida total de la voz; sus principales causas son infecciones, inflamaciones y enfermedades del sistema respiratorio.

El própolis tiene actividad antimicrobiana contra bacterias y virus responsables de esta patología. Por ello y por sus propiedades antiinflamatorias, curativas e inmunoestimulantes, es una sustancia útil para mejorar y prevenir problemas en las vías respiratorias altas que puedan producir una pérdida de voz. Hablamos sobre ello en el anterior artículo.

Aftas bucales y herpes labial

Un afta bucal u oral (estomatitis aftosa) es una úlcera superficial, generalmente blanquecina y de pequeño tamaño que aparece en la mucosa de la boca. Entre los motivos se halla la infección por bacterias y virus, microorganismos algunos de ellos ante los que el própolis se muestra eficaz.

El propóleo es asimismo beneficioso en procesos inflamatorios y en la curación de heridas menores al favorecer la cicatrización (estudio). Resulta pues efectivo para el tratamiento de otra lesión bucal recurrente: el herpes labial (a diferencia del afta, aparece fuera de la boca). Para saber más sobre cómo curar estas molestas y dolorosas lesiones bucales con ayuda del propóleo, lee este otro post de nuestro blog.

Heridas bucales y ortodoncias

Lo adelantábamos en el anterior punto: el própolis favorece la cicatrización. Varios estudios han demostrado su eficacia como terapia alternativa para la curación de pequeñas heridas, al promover su cierre. El propóleo es pues un agente apiterapéutico potencial para la cicatrización y curación de heridas ocasionadas por aparatos de ortodoncia, o apliques dentales, como brackets.

Esto es debido a su actividad antibacteriana y antifúngica, a componentes tales como flavonoides, compuestos fenólicos, terpenos o enzimas. También reduce la actividad de los radicales libres en el lecho de la herida, favoreciendo el proceso de reparación, y ha demostrado efectos positivos en el metabolismo de colágeno al incrementar la cantidad del mismo en los tejidos (estudio).

El Spray bucal de própolis, con miel y aceites esenciales de eucalipto, limón y romero, mantiene el aliento fresco y la boca y la garganta protegidas. Este producto, certificado ecológico y sin gluten, está además indicado para la irritación de garganta y la afonía, el tratamiento de llagas en la boca o la cicatrización de heridas causadas por ortodoncias.

Pulveriza de dos a cuatro veces en la cavidad bucal tantas veces al día como necesites y notarás los resultados muy pronto.

0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito

WhatsApp ¿Dudas? Manda un WhatsApp a Albert, responde en cuanto puede