Por qué tomar caramelos de propóleo

Por qué tomar caramelos de propóleo

Dicen que «a nadie le amarga un dulce», y los caramelos son el dulce por excelencia. De sabores, picantes, con chicle, los Chupa Chups o caramelos con palo, piruletas… Si bien todos ellos tienen un alto contenido en uno de nuestros mayores «enemigos alimentarios»: el azúcar.

Te contamos por qué deberías sustituir los caramelos y chicles habituales en tiendas por caramelos de propóleo, sin azúcar, sin gluten y elaborados con componentes que pueden resultar muy beneficiosos para tu salud.

Los caramelos: historia y curiosidades

Su término proviene de «caña de azúcar», también denominada «caña de miel» o «canna melis» en latín, y fue evolucionando hasta el actual «caramelo». Se cree que fueron inventados alrededor del año 1820. En 1850 comenzaron a producirse industrialmente en Estados Unidos, y no es hasta 1930 cuando se comercializan los primeros caramelos en España.

Los caramelos son alimentos generalmente preparados a base de azúcar a los que se añaden sabores de frutas, hierbas u otros aromas como fresa o menta. En su fabricación, además de azúcar, se suelen emplear como materias primas glucosa y agua, combinadas en las proporciones adecuadas, que se cuecen a altas temperaturas para obtener un jarabe o almíbar. Posteriormente el agua se evapora y la pasta de caramelo resultante se deja enfriar hasta que cristaliza.

En los «sin azúcar», el sabor dulce se logra añadiendo en su lugar edulcorantes. Estos caramelos son más saludables, no disparan la insulina, no dañan la dentadura ni generan caries, etc como por ejemplo los «dulces de propóleo».

Caramelos de propóleo vs. Caramelos comerciales

Los caramelos comerciales, chicles u otros dulces suelen tener un alto porcentaje de azúcar, ampliamente relacionada con obesidad, diabetes o enfermedades coronarias (estudio, estudio, estudio). Por su parte, los caramelos de propóleo no contienen azúcar ni gluten, ni por tanto tienen los problemas nutricionales derivados de estos componentes, siendo aptos para diabéticos o personas con intolerancia al gluten.

Otros dulces de propóleo están hechos con extractos. En estos, al manipular el propóleo desde la materia prima que se obtiene de la colmena hasta un extracto útil y estable para hacer caramelos, se pierden muchísimos compuestos bioactivos. En cambio, los caramelos Propol-mel se elaboran con propóleo fresco: se trocea, pica y procede a su elaboración en menos de 24 horas.

Propiedades y beneficios de los caramelos de propóleo

Los caramelos de propóleo contienen propóleo puro y aceite esencial de limón, componentes con diversas propiedades.

  • El propóleo puro. Es aquel que se adquiere directamente del  apicultor y se emplea para hacer la base de los caramelos. Al partir de propóleo fresco —en lugar de extractos— y elaborar los caramelos en menos de 24 h, se preservan todas las propiedades del propóleo: antioxidantes, antimicrobianas, antifúngicas y antivirales, antiprotozoarias, inmunoestimulantes, antitóxicas, antiinflamatorias y analgésicas.
  • El aceite esencial de limón eco. Citrus limon, que se obtiene de las cáscaras de la fruta. Es antibiótico, antihistamínico, activa la microcirculación, antiinflamatorio, diurético y digestivo.

Los caramelos de propóleo contienen asimismo:

  • Ácido cítrico: acidulante natural presente en la mayoría de las frutas, sobre todo en cítricos como el limón y la naranja.
  • Maltitol: edulcorante empleado como sustituto natural del azúcar, con el 75-90 % de su poder endulzante. Es apto para diabéticos y no se metaboliza por las bacterias de la boca, por lo que no produce caries. El único sustituto del azúcar válido para hacer caramelos que es certificado ecológico.
  • Estevia: o stevia (denominación basada en el nombre científico de la planta), es también un edulcorante utilizado como sustituto natural del azúcar.

Las anteriores propiedades se traducen en beneficios para:

  • Tos y mucosidad. El propóleo ayuda a prevenir y reducir la duración de los resfriados comunes, así como otras afecciones de las vías respiratorias altas y la cavidad oral. En estos casos, combina los caramelos con unas gárgaras con Tintura de própolis.
  • Dolor en boca y garganta. Los caramelos están especialmente recomendados para problemas con la cavidad bucal y la garganta, pues el própolis muestra actividad curativa y alivia la inflamación y el dolor. Te contamos más en este post.
  • Úlceras, heridas y lesiones bucales. Resultan útiles para curar las molestas llagas en la boca o aftas bucales y favorecer la cicatrización de heridas menores y ortodoncias, debido al poder antiséptico y antifúngico del propóleo.
  • Mal aliento. El propóleo ayuda a mantener un aliento fresco y agradable. Llévalos siempre a mano y toma varios al día.
  • Profesionales y afonía. Son especialmente aconsejables para aquellas personas que en su trabajo usan mucho la boca-garganta y sean por tanto susceptibles a sufrir problemas con el aparato bucal y la garganta como afonía, estos son, maestros, profesores, guías, monitores, locutores, cantantes, etc.

Los Caramelos balsámicos de própolis Propol-mel se elaboran con própolis puro finamente pulverizado y aceite esencial de limón; SIN azúcar y SIN gluten. Al chuparlos, notarás en la lengua unos granitos que no se disuelven; es el polvo de própolis.

Combinados con el Spray de própolis, mantendrán tu aliento fresco y tu boca y garganta protegidas. Disponibles en bolsa de 75 g y bolsa de 500 g.

Visita nuestra tienda online para conocer más productos Propol-Mel

4/5 (2 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito