Higiene facial. Desmaquillarse, lavar e hidratar. Cómo hacerlo correctamente

Higiene facial. Desmaquillarse, lavar e hidratar. Cómo hacerlo correctamente

Desmaquillarse, lavar en profundidad y finalmente hidratar la piel del rostro antes de irnos a dormir. Es el ritual diario básico de higiene facial tanto para pieles jóvenes como para aquellas más maduras. Cómo y qué productos utilizar dependerá del tipo de piel.

¿Por qué emplear productos naturales de própolis en lugar de fórmulas de síntesis química? Te contamos las razones y te damos algunos trucos para una adecuada higiene facial.

Ritual y productos de higiene facial

La higiene facial es una rutina diaria esencial para mantener nuestra piel en buena estado; no solo bonita, también sana. Con facial nos referimos a cara y contorno de ojos, sin olvidar cuello y escote. El ritual básico es:

Paso 1.Desmaquillar y lavar la piel con jabón o limpiador en gel —o bien leche limpiadora, aceite limpiador o agua micelar—, dejándola lista para el siguiente paso.

Paso 2.Aplicar la crema facial hidratantey/o antiarrugas.

Nota: las toallitas desmaquillantes no deberían ser tu limpiador habitual, eliminan solo parte de la suciedad y dañan o rompen las pestañas. Úsalas solo en casos excepcionales.

Los productos de higiene facial a emplear dependerán de tu tipo de piel —si aún no sabes cuál es la tuya compruébalo aquí—. Por ejemplo, las pieles secas se benefician de fórmulas más untuosas y con contenido en aceite mientras que las pieles grasas o con tendencia grasa, de jabones naturales en pastilla y productos más ligeros y de rápida absorción.

5 trucos para una correcta higiene facial

Toma nota de estas cinco recomendaciones para una higiene facial óptima:

  1. Usa agua templada (ni caliente ni muy fría) para dilatar los poros y lograr una limpieza más profunda.
  2. Masajea el jabón o limpiador en círculos.
  3. Para hidratar, utiliza más o menos cantidad de crema facial dependiendo de tu tipo de piel. En pieles grasas, aplicar demasiada puede agravar el problema de exceso de sebo y que aparezcan granitos o puntos negros por obstrucción de los poros.
  4. Frota primero la crema en tus manos para templarla —penetrará mejor en la piel— y aplicarla de manera uniforme en rostro, cuello y escote.
  5. Para secar, usa una toalla limpia específica para la cara.

Higiene facial: ¿por qué emplear productos de propóleo?

Muchos productos de higiene facial de síntesis química contienen parabenos o sulfatos, ingredientes agresivos que irritan la piel. Obstruyen los poros, se acumulan en el organismo y destruyen la capa lipídica protectora natural, lo que puede acabar ocasionando problemas de piel a medio o largo plazo.

El própolis, una sustancia elaborada por las abejas a partir de diferentes fuentes vegetales, es un excelente aliado en dermatología. El empleo de productos naturales con própolis para la higiene facial beneficia a todo tipo de pieles, desde la piel reseca y dañada a pieles con acné o trastornos cutáneos como dermatitis, psoriasis o eccemas.

Así, los productos de própolis para la higiene facial:

  • Limpieza. Resultan muy útiles para la higiene facial de pieles grasaso con tendencia grasa y acné; el propóleo ha resultado efectivo en el tratamiento del acné vulgar (estudio). Asimismo, el jabón natural de própolis en pastilla ayuda a eliminar el exceso de sebo debido al tipo de moléculas que forman las partículas de jabón. La piel queda así totalmente limpia y lista para aplicar lacrema facial.
  • Hidratación. Combaten la sequedad cutánea y la descamación, hidratando las pieles más secas, desnutridas y dañadas. El própolis tópico no solo actúa en las capas superficiales (epidermis), también lo hace en las interiores o más profundas, revitalizando la producción de colágeno. De este modo se logran resultados duraderos.
  • Afecciones cutáneas. Tienen efectos beneficiosos en la curación de pequeñas heridas en la piel, grietas, quemaduras menores, etc., debido sobre todo a la actividad antimicrobiana, antiinflamatoria y de mejora de la cicatrización del propóleo. Su aplicación tópica ha mostrado incluso mejores resultados que antibióticos de uso habitual: «las heridas tratadas con la crema para la piel de propóleos mostraron una menor inflamación y una cicatrización más rápida que las tratadas con SSD (sulfadiazina de plata)».

Todos estos beneficios del própolis para la piel se deben a su contenido en flavonoides, compuestos fenólicos, terpenos y enzimas. Además, los productos para la higiene facial de Propol-mel incluyen rosa mosqueta, uno de los más potentes regeneradores cutáneos naturales; atenúa las arrugas de expresión y difumina las manchas en la piel.

Los productos para la higiene facial de Propol-mel están fabricados con propóleo e ingredientes 100 % naturales. Limpia tu piel en profundidad con nuestro Jabón natural y artesano de própolis en pastilla. Posteriormente aplica la Crema facial de própolis día y noche, una fórmula de rápida absorción que hidrata, nutre, regenera y reafirma todo tipo de pieles.

Si tu piel es madura o está especialmente deteriorada, completa tu rutina de higiene facial con nuestro Ungüento ecológico de própolis, una pomada regeneradora dérmica indicada para todo tipo de problemas cutáneos: heridas, cicatrices, grietas, herpes, quemaduras, etc.

0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito

WhatsApp ¿Dudas? Manda un WhatsApp a Albert, responde en cuanto puede