Beneficios de la rosa de mosqueta y su aceite en cosmética

Beneficios de la rosa de mosqueta y su aceite en cosmética

Es uno de los más poderosos regeneradores cutáneos naturales. En Propol-mel sabemos de las fabulosas propiedades del aceite de rosa mosqueta para la piel, por eso lo empleamos como ingrediente en la elaboración de nuestros productos cosméticos.

Desde hidratante, antiarrugas y antimanchas hasta atenuar cicatrices, estrías o estimular la producción de colágeno y ácido hialurónico. Por la gran cantidad y variedad de beneficios en cosmética, dermatología y belleza, la rosa mosqueta merecía un artículo en nuestro blog.

La rosa silvestre y su aceite

Rosa mosqueta es el nombre genérico con que se conoce a diferentes variedades del género Rosa, tales como la Rosa moschata —rosa almizcleña— o la Rosa eglanteriaRosa rubiginosa—, arbustos silvestres de la familia de las rosáceas (Rosaceae). Se cultivan tanto por su flor, de un característico aroma a almizcle, y su fruto (escaramujo), utilizado en infusiones, dulces, mermeladas y licores, como por sus semillas, de las que se extrae aceite.

El aceite de semilla de rosa mosqueta es uno de los más empleados en la industria cosmética. Tiene un alto contenido —aproximadamente 80 %— en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, a los que se atribuyen buena parte de sus propiedades y beneficios. Estos ácidos grasos son:

  • ácido linoleico (41 %);
  • ácido linolénico (39 %), y
  • ácido oléico (en torno al 16 %).

Propiedades y beneficios de la rosa mosqueta

Las propiedades de la rosa mosqueta como suplemento alimenticio están bien documentadas, propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Las investigaciones muestran beneficios en lesiones hepáticas o en la prevención de alteraciones inducidas por la dieta alta en grasas, como el estrés oxidativo o la inflamación (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio).

En forma de infusión, la rosa mosqueta favorece la resistencia del organismo a resfriados y gripe gracias a su contenido en vitamina C. Es diurética y purgante, por lo que se recomienda en cálculos renales y biliares, para «limpiar» los riñones y la vejiga.

Esto en cuanto a beneficios internos. En referencia a sus beneficios externos, desgraciadamente, existen menos estudios aunque sí bastante concluyentes. Veamos cuáles son los efectos positivos de la rosa mosqueta en cosmética y dermatología.

La rosa mosqueta en cosmética: regeneradora natural de tu piel

La rosa mosqueta es antioxidante, antiinflamatoria, astringente, y su aceite, un potente regenerador natural de la piel. Los ácidos grasos esenciales que contiene, ácidos linoleico, linolénico y oléico, participan en numerosos procesos relacionados con el crecimiento celular y la regeneración de los tejidos.

El aceite de rosa mosqueta tiene efectos terapéuticos en la cicatrización de heridas, úlceras o quemaduras. En este estudio se aplicó aceite concentrado de rosa mosqueta a pacientes afectados de úlceras en piernas y de heridas posquirúrgicas, con «una mejora muy notable en su curación» y sin efectos secundarios.

En esta revisión se recogen asimismo las propiedades medicinales de la rosa mosqueta, especialmente en el tratamiento de heridas cutáneas. Esto podría extrapolarse a embarazadas, con objeto de prevenir y atenuar cicatrices y estrías mediante masaje prenatal (revisión, monográfico, ensayo clínico).

Flor Rosa de mosqueta

 

El aceite de las semillas de la rosa mosqueta parece pues ser efectivo en distintas afecciones dermatológicas. Sus usos y aplicaciones van desde la regeneración de tejidos dérmicos dañados hasta el rejuvenecimiento de la piel, debido a que retrasa la aparición de signos de envejecimiento como arrugas y manchas. En definitiva, el aceite de rosa mosqueta:

  • Actúa sobre el factor natural de humectación. Es decir, reduce la pérdida de agua de la epidermis y suaviza la piel.
  • Hidrata, nutre y regenera la piel dañada por afecciones tópicas.
  • Induce la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, moléculas o compuestos responsables de la elasticidad y firmeza de la piel.
  • «Frena» el envejecimiento cutáneo prematuro: previene y atenúa arrugas de expresión, grietas y estrías.
  • Previene el fotoenvejecimiento y las afecciones cutáneas debidas a la radiación solar, mediante la generación de melanina.
  • Difumina las manchas, tanto las inducidas por la radiación UV como las causadas por cicatrices, acné o varicela. Esto es así porque redistribuye la pigmentación y unifica el tono de la piel.
  • Previene y trata cicatrices y estrías en el embarazo.

El aceite de semilla de rosa mosqueta (Rosa Moschata Seed Oil), certificado ecológico, es uno de los ingredientes de nuestros productos cosméticos para la piel, concretamente de la Crema regeneradora facial día y noche, la Crema regeneradora de manos y pies y la Loción regeneradora corporal. También está presente en nuestro Gel de baño natural.

Tanto las cremas como la loción y el gel de baño Propol-mel contienen además própolis, manteca de karité, aceites esenciales de incienso, romero y geranio o aceite de oliva y vitamina E, entre otros ingredientes naturales. Son fórmulas no grasas y de rápida absorción. Hidratan, nutren, regeneran y reafirman todo tipo de pieles, ¡de pies a cabeza!

Si quieres conocer más productos de propóleo, visita nuestra tienda online y aprovecha nuestras ofertas y packs.

pack cremas propolis propol mel

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito