¿Cómo se procesa el propóleo?

¿Cómo se procesa el propóleo?

En artículos anteriores, hemos dado algunas pinceladas sobre cómo es el proceso por el que se transforma esta resina cérea hasta convertirse en una sustancia comercial. Si bien teníamos ganas de contarte cómo se procesa el propóleo con más detalle, y lo hacemos en este post.

Pues de este proceso, de cómo se lleve a cabo y, lo más importante, de la materia prima que se emplee depende en gran medida la calidad del producto que llega a nuestras manos. Te contamos la diferencia entre un proceso en el que se parte de propóleo ecológico puro y otro, de propóleo ya procesado.

Propóleo puro frente a propóleo procesado

El propóleo es una mezcla compuesta por resinas, bálsamos, aceites esenciales, polen, cera e impurezas. Pero esta sustancia, que las abejas se afanan en fabricar poco a poco partiendo de las flores o la savia de los árboles, no se toma de la colmena y se añade como tal al producto. El propóleo requiere ser procesado.

En primer lugar, hemos de hacernos con la materia prima. Esta materia prima, el propóleo, puede ser puro (no procesado) y de calidad alta, o haber sido procesado previamente y ser de baja calidad. En este enlace puedes ver imágenes de cada uno.

Propóleo: ¿cómo se procesa?

Veamos la diferencia entre un proceso en el que hemos partido de propóleo ecológico puro, adquirido directamente del apicultor, y un proceso en el que se parte de propóleo ya procesado y, por lo tanto, de dudosa calidad.

MATERIA PRIMA: MATERIA PRIMA:
PROPÓLEO ECOLÓGICO PURO EXTRACTO DE PROPÓLEO
(NO PROCESADO) (PROPÓLEO PROCESADO)
El propóleo puro se funde. El propóleo se funde.
Se filtra para eliminar las ceras y la suciedad. Se filtra.
Se generan bloques, una masa uniforme y compacta que es necesario trocear en pedazos manejables. Se trocean los bloques generados.
Realizamos una maceración hidroalcohólica. Ponemos en contacto el própolis puro con el alcohol (alcohol de uva). Se lleva a cabo una extracción hidroalcohólica.
Agitamos a diario para favorecer el intercambio de compuestos desde el propóleo hacia el alcohol. De nuevo, filtrado.
Los trozos de propóleo se meten en un recipiente de plástico alimentario o acero inoxidable. El propóleo se concentra por evaporación del alcohol, obteniéndose una extracto seco o un extracto fluido —en función de cuánto se evapore—.
El propóleo se va disolviendo poco a poco en el alcohol: Este extracto se mezcla con antiaglomerantes (algarroba o estearato de magnesio), para evitar que se compacte.
Las fracciones con más propiedades —resinas, bálsamos, aceites esenciales y fenoles— pasan al alcohol. Se realiza una nueva disolución para obtener el extracto comercial —con agua, alcohol, glicerina o propilenglicol—.
Las fracciones con menos propiedades —cera de abejas e impurezas— quedan insolubles (no se disuelven). Las ceras y las impurezas se disuelven y retienen al filtrar en caliente.
Obtenemos la tintura y una «pasa» de propóleo en polvo, que separamos por filtración. Este calor y el calor para evaporar hacen que se pierdan muchos compuestos volátiles, bálsamos, resinas, etc. El resultado es un producto más concentrado en algunos polifenoles, pero muy pobre en conjunto.
Envasamos la tintura. Se envasa el producto.
Es «tintura de própolis (X %)». Es «extracto de própolis (X %)».

 

como se procesa el propoleo

Y, ¿cuál es la diferencia en términos de calidad?

El control de calidad para el propóleo exige:

  • Estar libre de contaminantes tóxicos.
  • Contener bajos porcentajes de cera, cenizas y materia insoluble.
  • Definir su procedencia botánica para determinar el tipo de compuestos activos.
  • Tener contenidos elevados de principios activos.

En la columna de la derecha, tras los fuertes procesos físicos se han perdido buena parte de los nutrientes y, por tanto, de los principios activos del propóleo. Aunque el fabricante especifique en la etiqueta un alto porcentaje de propóleo, en realidad esa cantidad no corresponde a propóleo puro sino a extracto fluido de propóleo. Desconocemos si la materia prima de partida era o no de calidad, cómo se ha obtenido o cuánta tintura, es decir, cuánto propóleo contiene realmente el producto.

En la columna izquierda sabemos con certeza la cantidad de propóleo que contiene nuestro producto, pues hemos partido de propóleo puro de buena calidad, que hemos adquirido directamente del apicultor. El procesado ha sido el mínimo para mantener intacto en lo posible la materia prima original. La extracción hidroalcohólica, o tintura, resultante contiene todos los principios activos, todas las propiedades del propóleo.

En Propol-mel partimos de própolis ecológico puro, que adquirimos de nuestros apicultores, apicultores respetuosos con la colmena. Lo transformamos nosotros mismos de un modo completamente artesanal, con un procesado mínimo.

Nuestra Tintura de própolis ecológica garantiza el mayor contenido y la mejor conservación de los principios activos del própolis. También la usamos como ingrediente para elaborar otros de nuestros Productos naturales de alimentación y cosmética.

Consejo:

Añade unas gotas de tintura de própolis a tus infusiones para mantener tu garganta protegida y prevenir infecciones, o utilízala a modo de elixir (disuelta en agua) para más efectividad en el lavado de tus dientes.

0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito

WhatsApp ¿Dudas? Manda un WhatsApp a Albert, responde en cuanto puede