Cómo Curar las llagas en la Boca o Aftas Bucales con Propóleo

Cómo Curar las llagas en la Boca o Aftas Bucales con Propóleo

¿Quién no las ha sufrido alguna vez? Tal y como os adelantábamos en el post anterior, donde hablábamos sobre la candidiasis, dedicaremos este otro a las recurrentes aftas bucales y una de las preocupaciones de las personas que las sufren: cómo curar una llaga en la boca.

Pero, ¿qué son exactamente?, ¿por qué aparecen? Respondemos a estas y otras cuestiones, y te contamos cómo puede el propóleo ayudarte a eliminar estas molestas y a menudo dolorosas llagas en la boca.

¿Qué son las aftas bucales o llagas en la boca?

La palabra «afta» proviene del griego (áphthai) y significa «quemadura». Las aftas bucales u orales, también conocidas como úlceras bucales, llagas en la boca o estomatitis aftosa, son lesiones, erosiones o heridas superficiales de pequeño tamaño, redondeadas, blanquecinas y delimitadas por un borde rojo.

Pueden formarse en la mucosa del tubo digestivo o en la mucosa genital. Si bien su presentación más habitual es en la cavidad bucal, concretamente en la mucosa oral, o mucosa de la boca. Se trata de hecho de una de las lesiones más habituales en esta zona concreta del cuerpo, presentándose con bastante asiduidad en niños y adolescentes.

Síntomas de las aftas bucales

Los síntomas de las llagas en la boca suelen ser, en este orden:

  • Ardor en el lugar de la futura úlcera.
  • Al cabo de varios días, dolor (en ocasiones intenso) por la aparición de la úlcera bucal.
  • Fiebre, aunque no es muy común.
  • El área donde se localiza el afta bucal presenta un color blanco, gris o amarillento debido a la formación de fibrina (proteína fibrilar asociada con la coagulación de la sangre).

Causas de la aparición de llagas en la boca

Aunque su origen no está del todo claro y es en muchos casos desconocido, sí se sabe que la estomatitis aftosa se manifiesta en el curso de determinadas enfermedades, como resultado de alteraciones en el funcionamiento del sistema inmune (estudio), incluyéndose los siguientes factores desencadenantes:

  • Predisposición genética

La estomatitis aftosa en los padres influye significativamente en el riesgo de padecerla en sus hijos. Determinados estudios muestran cómo los pacientes con antecedentes familiares positivos de estomatitis aftosa la sufren de forma más recurrente y grave en comparación con aquellos con antecedentes negativos.

  • Alergias alimentarias

Algunos investigadores señalan que la exposición a ciertos ingredientes alimentarios como leche de vaca, gluten, chocolate, nueces, conservantes y colorantes puede inducir la respuesta inflamatoria (estudio, estudio).

  • Deficiencias de vitaminas y microelementos

Como hierro, ácido fólico, vitamina B12 (estudio) y posiblemente zinc (estudio, estudio).

  • Trastornos hormonales

Durante la fase lútea del ciclo menstrual, el embarazo, la menopausia y por la toma de anticonceptivos.

  • Trastornos gastrointestinales

Principalmente enfermedades inflamatorias intestinales crónicas tales como la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa (estudio, estudio).

  • Infecciones bacterianas y virales

Por antígenos bacterianos —Streptococcus oralis, Helicobacter pylori— y virus —virus del herpes simple, virus varicela-zoster, citomegalovirus, adenovirus— (estudio, estudio, estudio).

  • Lesiones mecánicas

La lesión aparece en la mucosa oral poco después de la irritación mecánica del área (estudio).

  • Estrés y ansiedad

El estrés, más que un desencadenante de la estomatitis aftosa, influye en la duración del episodio (estudio, estudio).

  • Otras enfermedades sistémicas

Como la infección por VIH, o SIDA.

¿Cómo curar las llagas en la boca?

El própolis o propóleo ha sido tradicionalmente usado para tratar diversas infecciones, por sus propiedades antisépticas y antifúngicas. Es efectivo para el tratamiento del herpes labial (también muy frecuente; a diferencia del afta bucal, el herpes aparece fuera de la boca y es contagioso) y para el alivio de la inflamación y el dolor bucal. Si quieres saber cómo curar una llaga en la boca sigue leyendo.

Por sus propiedades antimicrobianas y antivirales, el própolis es eficaz contra numerosas especies de antígenos bacterianos —Staphylococcus aureus, Escherichia coli o Candida albicans— y muestra efectos inhibidores frente a diversos virus por su contenido en ácido cafeico y ácido ferúlico (estudio, estudio, estudio). Tan solo una concentración del 4 % de extracto de propóleos en agua mostró más del 50 % de inhibición contra todos los microorganismos probados en este estudio.

El propóleo revela asimismo actividad antiinflamatoria y curativa gracias a la presencia del ácido cafeico y la kaempferida. Es por tanto útil en procesos inflamatorios así como para la curación de heridas menores, pues favorece la cicatrización y regenera el tejido epitelial al mismo tiempo que potencia los efectos antimicrobianos (estudio, estudio).

El spray bucal de própolis, elaborado con tintura de própolis Propol-mel, miel, aceites esenciales de limón, eucalipto y romero, ingredientes todos ellos procedentes de agricultura ecológica, está indicado en úlceras bucales o llagas en la boca y en la cicatrización de heridas, entre otros problemas bucales. Se recomienda pulverizar el spray de propóleo de dos a cuatro veces directamente en la cavidad bucal tantas ocasiones al día como sea necesario.

También los caramelos balsámicos de própolis Propol-mel, sin azúcar y sin gluten, están especialmente recomendados para problemas en el aparato bucal, además de para la garganta y el mal aliento. ¡Tenlos siempre a mano!

¿Dónde puedo comprar própolis?

En Propol-mel, tenemos diversos productos 100 % naturales elaborados con própolis:

Comprueba todo lo que el própolis puede hacer por tu salud, visita nuestra tienda.

Recuerda que por compras iguales o superiores a 50 €, el envío es gratuito.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito