¿Por qué usar jabones naturales para niños y adultos?

¿Por qué usar jabones naturales para niños y adultos?

El jabón es, tras el agua, el producto de higiene más tradicional. Fue el primer cosmético de aseo y limpieza; los egipcios y los romanos ya lo utilizaban, y el médico griego Galeno señaló que no solo elimina la suciedad del cuerpo y la ropa, sino que además posee propiedades curativas.

En este artículo te contamos qué son los jabones artesanos y ecológicos, y te enumeramos las principales razones por las que deberías usarlos para tu higiene diaria, en lugar de los acostumbrados jabones con ingredientes sintéticos.

El jabón: un poco de química, origen y curiosidades

El jabón es un producto, generalmente una sal sódica o potásica, resultante de la reacción química entre un lípido (grasa con ácidos grasos esterificados) y una base o álcali (hidróxido de sodio o de potasio), empleado para la higiene personal así como para lavar determinados objetos como la ropa (lectura). Esta sería su fórmula general:

grasa + álcali = jabón

Existen infinidad de tipos de jabón, con distinta consistencia, textura, forma, color, olor y propiedades limpiadoras y terapéuticas; jabón en formato pastilla, líquido, en crema o en polvo. Los jabones ecológicos son aquellos elaborados con materias primas e ingredientes naturales, como los jabones artesanos que se elaboran en casa o el jabón de própolis.

Como sucede con muchos otros productos, el auténtico origen del jabón es incierto. Si bien existe una leyenda que lo sitúa en Italia. Según esta, en un monte cercano a la ciudad de Roma se celebraban ceremonias en las que se hacían hogueras y sacrificios de animales. Al llover, el agua arrastraba las cenizas y la grasa animal hasta los ríos ubicados en la base del monte. Los esclavos que acudían a lavar la ropa de sus amos se percataron de que aquellas aguas la lavaban mejor; y así es como se habría descubierto el jabón.

5 razones para usar jabones naturales

Estos son los cinco motivos principales por los que dejar de utilizar jabones sintéticos y usar jabones artesanos y ecológicos, tanto para niños como para adultos:

1.    Ingredientes 100 % naturales

Contienen materias primas e ingredientes de origen vegetal no modificados genéticamente y aceites vírgenes no rectificados. No incluyen conservantes sintéticos (como parabenos), colorantes, ingredientes etoxilados, siliconas, parafinas, aceites minerales, ingredientes con talco, mercurio, aluminio, poli-etilen-glicoles (PEGs), dietanol aminas (DEAs) o antioxidantes sintéticos.

2.    Respetuosos con el medioambiente y los animales

Los jabones naturales tampoco contienen productos derivados del petróleo ni materias primas procedentes de animales sacrificados. No se testan en animales.

3.    Jabones naturales No irritan y suavizan la piel

Estos jabones no incluyen fragancias artificiales o perfumes sintéticos ni ingredientes químicos propios de los jabones industriales o sintéticos para obtener el pH deseado o lograr más espuma, pero que pueden irritar la piel. Para llevar el producto a un pH óptimo se emplean ingredientes naturales como el ácido cítrico.

La glicerina vegetal aumenta la detergencia del jabón, pero también suaviza y alisa la piel.

4.    Para pieles grasas, sensibles y con alteraciones

Las pieles grasas presentan una fuerte actividad de sus glándulas sebáceas. Se aconseja el uso de jabones artesanos y ecológicos para la limpieza de este tipo de pieles —grasas o normales con tendencia grasa— pues eliminan, además de la suciedad o el maquillaje, las secreciones de las glándulas sebáceas (lectura).

Estos jabones naturales están asimismo indicados para alteraciones específicas y pieles que requieren cuidados especiales: acné, pieles sensibles, dermatitis, etc. Disminuyen la picazón en casos de eczema y ayudan a tratar enfermedades cutáneas como la psoriasis. Concretamente los jabones naturales de própolis son muy útiles para el acné y otros problemas de la piel, recurrentes en niños y adolescentes, debido a las propiedades antisépticas, curativas y regeneradoras del própolis.

5.    Propiedades aromaterapéuticas

Los aceites esenciales empleados en la elaboración de los jabones naturales poseen multitud de propiedades terapéuticas y anímicas. Por ejemplo, el aceite esencial de lavanda, extraído de las flores de la Lavandula angustifolia, es relajante, elimina la inquietud y el agotamiento nervioso y calma la mente.

El jabón corporal de própolis ecológico Propol-melcon tintura de própolis Propol-mel, glicerina vegetal, aceite esencial de lavandín súper, aceites vírgenes de oliva arbequina eco y almendras dulces— es un jabón regenerador, ecológico y artesano. Con un 100 % de ingredientes naturales, de los cuales el 98 % son certificados ecológicos.

El gel de baño de própolis —con aceite esencial de lavanda, aceite de oliva, glicerina vegetal, tintura de própolis, ácido cítrico, aceites eco de rosa mosqueta y noni (hojas, flores, fruta y semillas de noni maceradas en aceite de coco) — nutre, hidrata, suaviza y protege a la vez que relaja los sentidos. Un gel de baño natural para la higiene corporal y, por su delicadeza, también para la higiene íntima.

Tanto el jabón como el gel de baño de própolis son nutritivos, regeneradores, hidratantes y antisépticos, aptos para toda la familia, niños y adultos, y para cualquier tipo de piel. Creados para la higiene de todo el cuerpo y para pieles con alteraciones o que requieren cuidados especiales (acné, pieles sensibles, dermatitis, etc.).

¿Dónde puedo comprar própolis?

En Propol-mel, tenemos diversos productos 100 % naturales elaborados con própolis:

Comprueba todo lo que el própolis puede hacer por tu salud, visita nuestra tienda.

Recuerda que por compras iguales o superiores a 50 €, el envío es gratuito.

0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito