Cómo prevenir catarros de forma natural

Cómo prevenir catarros de forma natural

Un día amanecemos con el cielo despejado y un agradable solecito; al día siguiente, lluvias y bajada drástica de las temperaturas. Con estos cambios de tiempo propios de los «alocados» meses primaverales aumentan los catarros o constipados, infecciones comunes causadas por virus y transmitidas a través de las secreciones.

En artículos anteriores os contábamos cómo tratar los resfriados y sus síntomas, como la mucosidad y el dolor de garganta, reduciendo su severidad y duración. Pero como siempre se ha dicho, es mucho mejor prevenir que curar, ¿no? Así que en esta ocasión veremos cómo evitar que aparezcan, y además de una forma natural.

Los catarros, un mal «común»

Llamamos catarro, constipado o resfrío al resfriado común, una infección del tracto respiratorio superior; afecta a la nariz, los senos paranasales, la faringe y la laringe. Sus síntomas, que se manifiestan entre uno y dos días posteriores al contacto, los conocemos bien: congestión nasal, estornudos, dolor de garganta y de cabeza, tos, debilidad, malestar general y en ocasiones fiebre baja.

Es causado principalmente por el rinovirus (Rhinovirus), el patógeno más común en los humanos, aunque hay otros muchos virus que pueden provocar resfriado común. Y precisamente debido a la gran variedad de ellos, la vacunación para prevenir esta infección resulta inviable.

Las recomendaciones oficiales apuntan a evitar el contacto directo o cercano con las personas enfermas —el virus se contagia a través de las secreciones o la inhalación de gotas de saliva—, lavarse regular y meticulosamente las manos, y no tocarse la cara en la medida de lo posible.

¿Cómo prevenir los catarros de manera natural? Sistema inmune funcional

Las bacterias y virus normalmente presentes en las vías respiratorias altas aprovechan la debilidad del sistema inmunitario para producir infecciones como el resfriado común. Conque, además de lo anterior, el mejor modo de prevenir catarros es mantenerlo, y mantener por lo tanto nuestras defensas, «a pleno rendimiento».

¿Cómo? Con un buen descanso o sueño y evitando el estrés, para no deprimir el sistema inmune. Son asimismo factores importantes la alimentación y alguna que otra ayuda extra natural en forma de complementos o remedios basados en plantas y hierbas con propiedades antivirales.

Alimentación y complementos naturales

Para prevenir catarros y otras infecciones respiratorias, en tu dieta deberían estar muy presentes alimentos naturales ricos en nutrientes que refuerzan el sistema inmune. Algunos ejemplos son el ajo y la cebolla, la calabaza —contiene beta-caroteno, que se transforma en vitamina A—, naranjas, kiwis y granadas —excelentes fuentes de vitamina C—, o los huevos —zinc y selenio—.

Ya hablamos de los antibióticos naturales [enlace artículo Antibióticos naturales: qué son y cómo te ayudan], capaces de destruir o evitar la proliferación de patógenos causantes de infección en humanos. La alicina del ajo, decíamos, puede prevenir el ataque de virus del resfriado común; el jengibre tiene propiedades antibacterianas y analgésicas, y es útil contra la formación de placa en las vías respiratorias.

El própolis, por su parte, es un estimulante de la inmunidad; aumenta la capacidad de secreción de citoquinas. Este estudio reciente revela «los efectos inmunomoduladores potenciales del propóleo, que actúa como un antioxidante natural para mejorar la función de las células inmunitarias» (estudio).

Remedios herbales

Nos referimos a infusiones y preparados caseros a base de hierbas que han resultado ser muy útiles para prevenir los catarros,como el tomillo, la equinácea o el fenogreco. Añádeles un chorrito de limón —alto contenido en vitamina C— y endulza con miel, el otro producto de la colmena junto con el própolis con más cualidades antivirales.

También puedes añadir unas gotas de tintura de própolis. Y es que unidos, la miel y el propóleo son aún más eficaces.

En estos otros posts de nuestro blog encontrarás remedios herbales sencillos para evitar constipados:

5 remedios para el dolor de garganta. Probados y comprobados

5 remedios naturales contra el catarro y la gripe

tintura

La Tintura de própolis Propol-mel garantiza el mayor contenido de própolis y la mejor conservación de sus principios activos. Para prevenir catarros, recomendamos tomar 1-2 ml de tintura diluidos en líquido (tés e infusiones, zumos, leche, etc.) una vez al día. Mira lo que sobre ella nos decía hace poquito uno de nuestros clientes:

« Excelente para combatir los resfriados, no había tomado nunca vuestro propóleo ni la tintura hasta este año y me está funcionando de maravilla. Saludos» – Enrique Gómez

En los niños, a los que quizá les guste menos el sabor de la tintura en zumo o leche, el Jarabe de própolis —además de mucolítico y expectorante— es un buen preventivo; incluye miel y plantas con propiedades protectoras como la salvia, el llantén mayor, tomillo y romero. Aconsejamos 1 cucharada pequeña de jarabe 3 veces al día.

*Los dos productos, tintura y jarabe, cuentan con certificado ecológico y no contienen gluten.

5/5 (1 Review)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito