fbpx
Crema facial para piel mixta. Nuestra elección

Crema facial para piel mixta. Nuestra elección

¿Sabes cuál es tu tipo de piel? En el blog hemos hablado ya de la piel seca y de la piel grasa o con tendencia grasa. Pero es posible que no tengas ni la una ni la otra, que más bien combines las dos. Es decir, tienes lo que se llama una piel mixta.

Las pieles mixtas son unas pieles, digamos, un tanto incoherentes pues en un mismo rostro —aunque en zonas diferenciadas— coexisten sequedad y exceso de sebo.

Te contamos cómo cuidarlas correctamente con una crema apropiada, algunos consejos prácticos y nuestra elección de cuidado facial.

Piel mixta y «zona T»

La piel mixta es una combinación de piel normal-seca y piel grasa. La piel de las mejillas o carrillos es normal o más seca, mientras que la zona T es de aspecto brillante —debido a una sobreproducción de lípidos o sebo, la secreción de las glándulas sebáceas de la piel— y tendente a las impurezas.

¿Y qué es eso de la «zona T»?

La conocida como zona T hace referencia a la región de la frente, la nariz y el mentón o barbilla. En las pieles mixtas, en esta área concreta del rostro tienden a aparecer comedones o espinillas, puntos negros y otras imperfecciones.

Problemas asociados con la piel mixta

Los problemas más habitualmente asociados con las pieles mixtas son:

  • En mejillas y demás piel del rostro: sequedad, descamación y en algunas ocasiones heriditas o pequeñas grietas consecuencia de dicha sequedad y/o de cambios bruscos de temperatura.
  • En la zona T: brillos, impurezas, granitos y otras lesiones características del acné.

Encontrar un producto, una crema que sea realmente adecuada para la piel mixta puede no resultar tan sencillo. Pues necesitamos una fórmula que ayude a tratar la sequedad en la zona de las mejillas y que al mismo tiempo reduzca la grasa o sebo en frente, nariz y barbilla.

O bien tendremos que utilizar dos cremas, una para cada zona.

crema regeneradora de própolis

Nuestra elección de cuidado facial para pieles mixtas

El própolis ha resultado eficaz tanto en la piel seca —te lo contamos aquícomo en la piel grasaaquí—.

  • En la piel seca o reseca, el uso de jabones y cremas con ingredientes químicos agresivos puede agravar la sequedad (o xerosis cutánea) y provocar enrojecimiento e irritación.

La crema facial de própolis es una fórmula cien por cien natural, sin sustancias agresivas o contraproducentes. Actúa a modo de barrera protectora, restableciendo el equilibrio del manto acuoso-lipídico o hidrolipídico y proporcionando alivio.

  • En la piel grasa —una piel con glándulas sebáceas hiperactivas— el propóleo regula el sebo, cuyo exceso está relacionado con trastornos cutáneos como el acné común o acné vulgar.

Esta sustancia natural elaborada por las abejas ha demostrado ser muy efectiva para tratar el acné debido a sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y cicatrizantes de la piel (estudio, estudio).

Actúa reduciendo la acción de los radicales libres en la herida al mismo tiempo que aumenta el contenido de colágeno, lo que favorece la reparación de las lesiones (rojeces, puntos negros, lesiones inflamatorias como pápulas o pústulas y pequeñas cicatrices).

Además de própolis, la crema facial natural Propol-mel contiene manteca de karité, que actúa como un filtro solar natural, y rosa mosqueta, antiarrugas y antimanchas. Aplícala día y noche mediante un suave masaje en cara, cuello y escote.

Utiliza más o menos cantidad de producto en función de la zona del rostro donde lo apliques: un poco más en mejillas y contorno de labios y menos en la zona T. En verano, debido al sudor, posiblemente necesites emplear una cantidad algo menor.

CONSEJO: para lavar la piel previamente y eliminar la grasa acumulada en frente, nariz y mentón, puedes emplear el jabón de própolis ecológico.

En la piel grasa con acné, lavarse con un jabón en pastilla es más conveniente que con un jabón tipo gel; las pastillas ayudan a eliminar el exceso de sebo debido al tipo de moléculas que forman las partículas de jabón, dejando así la piel completamente limpia y lista para aplicar la crema facial.

En definitiva…

Si tienes la piel mixta, el uso continuado de una crema facial natural con própolis, karité y rosa mosqueta te ayudará a:

  • Hidratar, nutrir y regenerar la piel del rostro en su conjunto.
  • Acelerar la curación de pequeñas heridas, grietas en la piel o cicatrices consecuencia de la sequedad.
  • Tratar y prevenir el acné y las lesiones asociadas en aquellas zonas más grasas.
  • Proteger tu piel de la radiación UV gracias a su alto contenido en manteca de karité.
  • Atenuar y prevenir las arrugas y las manchas en la piel, debido a la presencia de rosa mosqueta.
crema natural de propoleo Propol Mel

Puedes completar o alternar el uso de la crema facial con el Ungüento de propóleo, una pomada regeneradora dérmica especialmente indicada para pieles maduras y/o deterioradas y para problemas cutáneos como rojeces, irritación, pequeñas heridas, cicatrices o acné.

Más productos de higiene y cosmética para cuidar tu piel desde el interior, en nuestra Sección de cosmética natural.

¡Prueba nuestros Packs Ahorro!

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito

WhatsApp ¿Dudas? WhatsApp a Albert