Cómo evitar grietas en la piel con crema de propólis

Cómo evitar grietas en la piel con crema de propólis

A no ser que recurramos a la magia de Photoshop, nuestra piel no es perfecta. Está plagada de poros, pliegues, arrugas y otras pequeñas «deformidades». Algunas, como las grietas, pueden acentuarse con la edad o aparecer como consecuencia de la deshidratación o de alergias y enfermedades cutáneas.

El própolis es una sustancia natural muy usada en dermatología para cuidar y regenerar la epidermis. Te contamos cómo eliminar y prevenir grietas en la piel con ayuda de la crema regeneradora de própolis.

La piel: esa estructura imperfecta

La piel es el mayor sistema del cuerpo humano: ocupa en torno a 2 m2 y pesa unos 5 kg. Una capa protectora frente a agresiones externas, constituida a su vez por tres capas principales: epidermis, dermis e hipodermis, o tejido subcutáneo.

Existen dos tipos de piel: la piel fina, en párpados y zonas genitales, y la piel gruesa, en labios y planta de las manos y los pies. Esto es así tanto en mujeres como en hombres. No obstante, como curiosidad, la piel de ellos es generalmente más gruesa y grasa debido a la producción de andrógenos (hormonas sexuales masculinas).

Aunque a simple vista pueda parecernos lisa y tersa, la piel es en realidad una estructura surcada de poros u orificios, pliegues, arrugas, surcos y hendiduras o grietas.

Grietas en la piel: ¿por qué aparecen?

Con el paso de los años, nuestra piel sufre un deterioro o envejecimiento cutáneo que puede acentuar algunas de estas «imperfecciones». Esto se debe, bien a causas naturales como la pérdida de colágeno o elastina (proteínas responsables de la elasticidad de la piel), o bien a factores internos y externos no naturales.

Como factores internos destacan la mala alimentación, esto es, una dieta carente de vitaminas, grasas y otros compuestos imprescindibles para la buena salud de nuestra piel. Y el exceso de sol es uno de los principales factores externos —aunque su déficit también puede ocasionarnos problemas; te lo contábamos aquí—. Influyen asimismo la contaminación y otras toxinas como las provenientes del alcohol o el tabaco, y el uso reiterado de jabones con fórmulas agresivas.

Los pliegues, las arrugas y las grietas están presentes en todos los individuos sin excepción; en la palma de nuestras manos, en las muñecas y los dedos, en los codos o en las rodillas. Si bien pueden acentuarse o aparecer en otras zonas de la piel a causa de la deshidratación o de alergias y trastornos cutáneos.

curar grietas en la piel con propóleo

¿Cómo evitar las grietas en la piel con própolis?

El própolis es, por su amplia gama de propiedades biológicas y baja toxicidad, una sustancia muy utilizada en dermatología. Las cremas y ungüentos naturales a base de própolis hidratan y protegen zonas especialmente propensas a la aparición de grietas: manos, pies, codos y rodillas.

Además, el própolis ayuda a curar o atenuar pequeñas heridas, cicatrices, quemaduras o grietas en la piel. Incrementa el contenido de colágeno en los tejidos y reduce la actividad de los radicales libres, lo que respalda el proceso de reparación y promueve el cierre (cicatrización) de la lesión o grieta (estudio, estudio).

Nota: te contamos más acerca del mecanismo de acción del propóleo para la curación de heridas y grietas en la piel en 10 beneficios de emplear propóleo como cicatrizante, y en este otro artículo sobre las quemaduras solares.

Dos ejemplos de trastornos cutáneos habituales en los que el própolis se muestra eficaz son:

Grietas por alergias

El contacto con el agua, el uso de detergentes y disolventes o reacciones alérgicas a determinadas sustancias como el níquel pueden causar lesiones y grietas en la piel de las manos. En estos casos se recomienda protegerlas e hidratarlas con cremas, ungüentos y emulsiones tópicas.

El própolis tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antialérgicas. La crema de própolis hidrata, nutre y regenera la piel de las manos.

Hiperqueratosis

También la hiperqueratosis es un trastorno bastante frecuente y que suele conducir a la aparición de grietas. Se trata de un engrosamiento de la capa externa de la piel debido a una acumulación excesiva de queratina. Las zonas más comúnmente afectadas son: planta de los pies y talones, codos y rodillas.

El empleo de una crema de própolis disminuye la pérdida de agua y contribuye a regenerar la región afectada, evitando no solo grietas sino también callos, inflamación o eccema.

En Propol-mel elaboramos nuestra Crema de manos y pies de própolis con ingredientes 100 % naturales: manteca de karité, vitamina E, aceites de oliva, rosa mosqueta, jojoba o almendras, y aceites esenciales de incienso, romero, geranio, mejorana francesa o mirto. La crema regeneradora de própolis hidrata, nutre y protege manos, pies, codos y rodillas.

También el Ungüento ecológico Propol-mel, con propóleo puro, aceites de oliva y almendras y aceite esencial de incienso, es una pomada regeneradora dérmica. Un producto indicado para problemas cutáneos como irritación, inflamación, heridas o grietas en la piel.

Descubre nuestros productos y aprovecha nuestras mejores ofertas con este pack especial para las personas que seguís nuestro blog. Pack cremas: loción, Manos y Facial a un precio excelente. Haz clic en la imagen para llevarte el tuyo.

pack cremas propolis propol mel

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito