Cómo Mejorar la irritación de la Piel por el Cloro con Própolis

Cómo Mejorar la irritación de la Piel por el Cloro con Própolis

Nuestra piel sufre en verano, no solo debido al sol y las altas temperaturas, sino también a la exposición continuada a agentes químicos potencialmente agresivos. En el presente artículo os hablamos de uno muy común: el cloro, que puede causar sequedad, picazón o reacciones alérgicas.

Te contamos porqué se producen estas afecciones y cómo puedes mejorar la irritación de la piel por cloro con ayuda del própolis. Y es que con este calor, ¿quién se resiste a un chapuzón?

Exposición al cloro en piscinas: consecuencias en tu piel

El cloro es un químico muy usado para la purificación y desinfección del agua, procedimiento que se conoce como «cloración». Su acción germicida elimina microorganismos que suelen proliferar en redes de abastecimiento de agua potable y piscinas —bacterias como E. coli, hongos o mohos, parásitos, virus y algas—. Aunque hablamos de cloro, tanto en piscinas públicas como privadas lo que suele emplearse es un compuesto clorado, como ácido hipocloroso o hipoclorito de sodio (lejía).

Según la OMS, la desinfección de agua para piscinas —y consumo público— con cloro es la mejor opción para garantizar un agua microbiológicamente segura, reduciendo o evitando el riesgo de infecciones. No obstante, la exposición continuada a bajos niveles de cloro puede ocasionar problemas de salud; entre otros:

  • Irritación e inflamación de las vías respiratorias, lo que aumenta el riesgo de asma o bronquitis crónica, pudiendo derivar en lesiones en ojos y piel.
  • Incremento del riesgo de desarrollar rinitis alérgica en personas con atopia (una forma de dermatitis).
  • Deshidratación, irritación y reacciones alérgicas en la piel.
  • Mayor sequedad cutánea en personas con pieles sensibles o atópicas.

proteccion cloro piscinas

Irritación de la piel por cloro: ¿a qué se debe?

El agua tiene de por sí un pH superior al de nuestra epidermis. Si a ello sumamos el cloro —combinado con todos esos químicos que «llevamos encima»: colonias o perfume, desodorante y lociones solares, maquillaje, etc.—, esta puede resecarse, irritarse e incluso manifestar reacciones alérgicas.

La piel se protege de «agresores» externos mediante la formación de una capa protectora, un manto acuoso-lipídico. Esta capa puede alterarse o incluso ser eliminada a consecuencia de la exposición a determinados agentes, fundamentalmente en aquellas personas con pieles sensibles.

El cloro, aunque es un potente desinfectante y acaba con las bacterias que pueden ocasionarnos infección, se comporta como agente agresivo de nuestra piel al eliminar también comunidades microbianas normalmente presentes y que le son beneficiosas. No distingue, mata a las bacterias «malas» y a las «buenas». Lo que puede provocar problemas cutáneos como irritación, dermatitis o acné.

Mejorar la irritación de la piel por cloro

Para evitar la sequedad e irritación de tu piel este verano, ten presentes estos tres pasos:

Paso 1: dúchate antes del baño, a fin de evitar que el cloro reaccione con tus cremas.

Paso 2: dúchate después del baño, para retirar el cloro de tu piel.

Paso 3: hidrata convenientemente, en especial si tienes una piel sensible o sufres de dermatitis, psoriasis u otras enfermedades cutáneas. Y aquí es donde el propóleo puede sernos de gran utilidad.

El própolis es un demostrado aliado de nuestra piel, una sustancia natural ampliamente usada en dermatología por sus propiedades antialérgicas, antiinflamatorias, antimicrobianas o antioxidantes. La loción de propóleo hidrata y protege la piel frente al exceso de sol —radiación UV, de lo cual hablábamos en el anterior artículo y en este otro— o a químicos agresivos como el cloro.

¿Cómo mejora el própolis la irritación de la piel por cloro?

Crema regeneradora manos y pies propolis

Sequedad e irritación: fibronectina y colágeno

El propóleo evita la deshidratación e irritación de la piel por exposición a sol o cloro. Favorece la acumulación de fibronectina (licoproteína que influye en la estabilidad estructural y las propiedades funcionales de diversos órganos y tejidos, entre ellos la piel) en el espacio extracelular, modulando también la secreción de otros componentes reparadores de daños en la epidermis, tales como colágeno tipo I y tipo II, tenascina, laminina y fibrilina (estudio).

Dermatitis y acné: antiinflamatorio y anestésico

Como hemos visto, el cloro puede asimismo producir problemas cutáneos como dermatitis o acné, afecciones crónicas caracterizadas por la inflamación de la piel. El própolis muestra actividad antiinflamatoria y efectos anestésicos tópicos; regenera el tejido epitelial debido sobre todo a sus componentes fenólicos. Este estudio clínico en pacientes con acné demostró la alta eficacia del própolis en el tratamiento del acné común. «El propóleo tópico es un medicamento prometedor, eficaz, bien tolerado, seguro y alternativo para el acné».

La Loción corporal natural Propol-mel, con karité —filtro solar natural— y aceites esenciales, regenera, reafirma e hidrata la piel evitando su sequedad e irritación tras la exposición al sol, al cloro o a otros elementos adversos. Apta para todo tipo de pieles, es también un excelente aftersun.

En nuestra tienda online encontrarás además otros productos que te ayudarán a mejorar la irritación de la piel y la sequedad del cabello por cloro, como nuestra Crema regeneradora facial natural de propóleo, la Crema regeneradora de manos y pies o el Champú de própolis sin parabenos.

1.5/5 (2 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito

WhatsApp ¿Dudas? Manda un WhatsApp a Albert, responde en cuanto puede