Eliminar Verrugas con Propóleo de forma Natural. Cuidados y forma de usarlo.

Eliminar Verrugas con Propóleo de forma Natural. Cuidados y forma de usarlo.

Por lo general las verrugas son indoloras e inofensivas, pero sí que resultan bastante antiestéticas. Las verrugas son lesiones cutáneas que aparecen en distintas partes del cuerpo, causadas por el virus del papiloma humano, que podemos contraer por contacto o transmisión sanguínea.

Su extirpación o erradicación, mediante las distintas técnicas de tratamiento disponibles, no siempre resulta sencilla. Por lo que en este post queremos contarte cómo cuidar y eliminar una verruga de forma natural en cuatro pasos, con ayuda del propóleo y su poderosa actividad antiviral.

Verrugas: ¿por qué aparecen?

Las verrugas, también llamadas cadillos o mezquinos, son lesiones generalmente de forma globular que aparecen en distintas zonas de la piel. Las causa un virus, el del papiloma humano (VPH), del que se conocen más de 180 tipos diferentes.

Los papilomavirus son, pues, el grupo más complejo de virus patógenos humanos. La mayoría no producen ningún síntoma, si bien algunos son carcinógenos (de alto o bajo riesgo oncológico), ocasionando la mayoría de los cánceres de cuello uterino, y otros provocan infecciones genitales o verrugas cutáneas.

En función del tipo o serotipo de VPH, la verruga afectará a la piel de la cara —son habituales las verrugas planas, en zonas que se afeitan con frecuencia—, cuello y nuca, manos y dedos, plantas de los pies (verrugas plantares u «ojos de gallo»), axilas, genitales o ano (verrugas genitales o condilomas acuminados).

Se contraen por contacto directo, principalmente contacto sexual, con personas afectadas por el virus o por transmisión sanguínea de portadores. Las verrugas se pueden además diseminar de una zona del cuerpo a otra, y fallos en el sistema inmunitario favorecen su desarrollo.

Las verrugas, ¿se pueden eliminar? ¿Cómo? Técnicas de tratamiento

Muchas verrugas comunes —especialmente en los niños— desaparecen solas, de forma espontánea. Para las que no, existen diferentes técnicas de tratamiento que ayudan a eliminarlas y que se basan en la destrucción local de tejido.

No obstante, dado que una verruga tiene su propio sistema de irrigación sanguínea y terminales nerviosos, técnicas como la extirpación quirúrgica suelen causar sangrado y dolor, además del riesgo de recidivas (recaída). Otras, como la electrodesecación o el láser, pueden dejar cicatrices o provocar el contagio de otras zonas de la piel.

Estas son las técnicas de tratamiento actuales para eliminar las verrugas:

  • Extirpación quirúrgica: produce bastante dolor y sangrado abundante. La verruga puede regenerarse posteriormente con más virulencia, es decir, hay un elevado riesgo de recidivas. Es, por todo ello, una técnica en desuso.
  • Electrodesecación: poco recomendable por generar cicatrices.
  • Ondas de radiofrecuencia: cauterizan (queman) el tejido afectado.
  • Láser: las partículas virales se volatilizan, con el consiguiente riesgo de contagio de otras zonas del cuerpo.
  • Criocirugía: congelación del tejido usando hielo seco o nitrógeno líquido.
  • Bleomicina: antibiótico en forma de inyecciones subcutáneas en la base de la verruga, inhibiendo su ADN y previniendo su multiplicación.
  • Nitrato de plata: se aplica sobre la herida tras la extirpación de la verruga, para evitar que esta vuelva a aparecer.
  • Ácido salicílico: se aplica después de limar la verruga para eliminarla.
  • Medicamentos tópicos: como Verufil, Duofilm o Duoplant, con ácido salicílico y ácido láctico para las verrugas plantares y otras verrugas comunes.

Propóleo para eliminar las verrugas. Cuidados y modo de uso

Como hemos visto en otros artículos del blog, el propóleo tiene propiedades antivirales; se muestra eficaz frente a diversos virus causantes de afecciones en humanos, incluido el virus del papiloma humano. Esta sustancia natural posee asimismo actividad antioxidante, antiinflamatoria, analgésica, inmunomuduladora y cicatrizante.

Todo esto lo hace ser muy útil en el tratamiento de enfermedades o trastornos cutáneos y de sus lesiones asociadas, como las verrugas en la piel. En este estudio se empleó una terapia herbal que incluía extracto de própolis en mujeres con lesiones cervicales, resultando un «tratamiento no quirúrgico eficaz, atraumático y simple de la infección por VPH» (estudio).

tintura

Toma nota de este efectivo consejo práctico. Para el cuidado y eliminación de verrugas en partes externas de la piel (mano, pies, etc.),sigue estos cuatro pasos:

  1. Pon cada día sobre la verruga una gota de tintura de própolis. Esta se irá secando.
  1. Retira la parte seca y vuelve a poner la gota correspondiente. Sigue la misma fórmula a diario, con mucha paciencia.
  1. Si la verruga tiene raíces profundas, el própolis irá poco a poco penetrando en ella hasta que finalmente se caiga sola, dejando un hueco.
  1. Cuida este hueco con higiene y aplicando a diario un poco de ungüento de própolis.

¡Ah!, y no olvides un quinto paso: contarnos los resultados en los comentarios 😉

La Tintura de própolis Propol-mel garantiza la mejor conservación de los principios activos del própolis, resultando muy eficaz para tratar y eliminar las verrugas cutáneas.

El Ungüento de própolis es una pomada regeneradora dérmica que te ayudará en la curación y cicatrización del hueco o herida que queda una vez cae la verruga.

5/5 (1 Review)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito