Propóleo para las alergias. Efectos y beneficios.

Propóleo para las alergias. Efectos y beneficios.

El asma, la rinitis alérgica, la dermatitis atópica y otros tipos de alergia son padecimientos crónicos bastante comunes, que afectan a un gran número de personas. Algunos de ellos se agravan durante estos meses, los de floración de las plantas, por la exposición a factores alérgicos desencadenantes como el polen.

¿Puede el propóleo ayudar en la prevención y el tratamiento de las alergias? La investigación apunta a que sí, tanto de aquellas que atañen a la nariz y vías respiratorias como de enfermedades inflamatorias alérgicas de la piel. Te contamos cómo.

La alergia, un «error» del sistema inmune

Las alergias son reacciones inmunitarias por la exposición a determinadas sustancias, bien sea por inhalación o ingestión, bien por contacto cutáneo. El sistema inmune reacciona de forma exagerada ante una sustancia, el alérgeno, que en realidad no constituye ninguna amenaza, es inocua.

Lo hace con síntomas tales como rinorrea (secreción nasal abundante), constipación u obstrucción nasal, sinusitis, estornudos, tos, inflamación, picor o prurito, cefalea (molestias o dolor de cabeza) y, aunque de forma menos frecuente, mareos.

Las enfermedades alérgicas incluyen asma y rinitis alérgicas, dermatitis, urticaria, alergias alimentarias, alergias a medicamentos o alergias a las picaduras de insectos. ¿Sufres alguna? Si es así, perteneces al 30-40 % de la población afectada.

Propóleo, flavonoides y enfermedades alérgicas

Los tratamientos farmacológicos habituales para las alergias y sus complicaciones derivadas son los antihistamínicos y los corticoides, con efectos antiinflamatorios e inmunosupresores. Si bien se ha demostrado que también muchos compuestos polifenólicos presentes en las plantas y en productos de las abejas, como el propóleo, tienen un importante papel para prevenir y tratar las enfermedades alérgicas.

El própolis y sus antioxidantes naturales, entre los que se encuentran los flavonoides, pueden ayudar a controlar o mejorar los síntomas de las siguientes reacciones alérgicas:

  • Asma alérgica y asma alérgica bronquial, enfermedades del sistema respiratorio caracterizadas por inflamación de las vías aéreas, dificultad respiratoria, opresión torácica y tos.
  • Rinitis alérgica, también conocida como fiebre del heno, una reacción de las membranas de la mucosa nasal frente al polen (rinitis alérgica estacional), las partículas de polvo u otros alérgenos. Se produce una respuesta inflamatoria e irritación de la nariz.
  • Dermatitis atópica o eczema atópico, enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a la cara, el cuero cabelludo, los codos y las rodillas provocando descamación y picor. También otras formas de dermatitis como la dermatitis alérgica de contacto.

Nota: aunque bajo,existe un porcentaje de la población alérgica a los productos de la colmena. El propóleo puede producir alergia en personas alérgicas al polen; es muy infrecuente pero posible, al contener trazas del mismo. En caso de duda, recomendamos una prueba previa a su consumo o aplicación externa.

¿Cómo ayuda el propóleo si sufres alergias?

Ahora veamos cómo, a través de qué mecanismos, puede el própolis ayudarte en caso de sufrir alguno de estos tipos de alergia (revisión de artículos):

Alergias respiratorias

El propóleo tiene propiedades inmunoestimulantes; protege y refuerza las defensas del organismo ante sensibilidades o alergias. Gracias a su actividad antiséptica, o antimicrobiana, ayuda a prevenir enfermedades bacterianas o víricas de las vías respiratorias que puedan agravar el asma o la rinitis alérgica (revisión, revisión).

Recientemente, investigadores de la Universidad de Guadalajara (México) desarrollaron un medicamento a base de propóleos —propóleo de abeja Apis Mellifera, especie nativa de Italia, y propóleo de abeja Melipona Colimana, endémica mexicana— para tratar el asma alérgica bronquial. Los componentes del propóleo actuaron de forma positiva reduciendo los síntomas alérgicos.

El própolis actúa, pues, como un antihistamínico natural, disminuyendo o eliminando los efectos de la alergia. En este otro estudio experimental en pediatría se le describe como una barrera protectora contra los factores causales exógenos (ambientales) del asma bronquial.

La tintura y el spray bucal de própolis mantienen la garganta protegida contra los alérgenos y reducen la inflamación. Los caramelos balsámicos de própolis son eficaces para calmar la tos.

tintura

Alergias cutáneas

Con los productos cosméticos de propóleo, productos naturales, evitamos los problemas cutáneos que ocasiona la cosmética de síntesis química. Compuestos derivados del petróleo como los parabenos, las siliconas, las parafinas o los sulfatos son alergénicos, irritantes y agresivos para la piel.

El propóleo es muy útil para tratar las afecciones cutáneas consecuencia de la respuesta alérgica: dermatitis, eccemas, urticaria, etc. El ungüento de propóleo es una pomada dérmica que actúa reduciendo la inflamación, la picazón y el dolor, y promoviendo la curación de las erupciones inflamatorias o escamosas al estimular la formación de fibras de colágeno, entre otros mecanismos de reparación.

Combate la sequedad, el enrojecimiento y la irritación, hidratando, nutriendo y regenerando el tejido afectado. Y en caso de picaduras de insectos, causa asimismo de alergia, el própolis reduce la sensación de picor persistente y favorece una resolución más rápida de la inflamación.

unguento-natural-propolis

Quizá te interese también Cómo ayuda el própolis en los problemas de piel.

Visita nuestra tienda online. En ella encontrarás más productos de Alimentación y Cosmética natural elaborados a base de propóleo, que te ayudarán si sufres alergias respiratorias o alergias cutáneas.

2.7/5 (3 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito

WhatsApp ¿Dudas? Manda un WhatsApp a Albert, responde en cuanto puede