Champú natural con propóleo para cabello graso

Champú natural con propóleo para cabello graso

Lo lavas y al poco tiempo se ve grasiento, pegajoso, aplastado, sin movimiento y con un brillo no precisamente bonito. Esto es lo que le sucede a los cabellos grasos, cuyas glándulas sebáceas son demasiado generosas a la hora de sintetizar sebo.

En este artículo vamos a contarte por qué usar un champú natural con propóleo te ayudará si tienes el cabello graso o con tendencia grasa. Además, te enumeramos ocho trucos muy sencillos para combatir el exceso de sebo y suciedad en este tipo de pelo.

¿Por qué mi pelo se ve grasiento? Cabellos grasos y exceso de sebo

En un post anterior del blog vimos los tipos de cabello y las características principales de cada uno. El cabello graso, decíamos, tiene un elevado contenido en sebo y, por lo tanto, un aspecto graso o grasiento y brillante. Comprueba cuál es tu tipo de cabello.

El sebo, más conocido como grasa, es una sustancia que sintetizan las glándulas sebáceas para lubricar la superficie del cabello. Cuando la emulsión epicutánea —agua y grasa— producida por estas glándulas incluye mucha cantidad de sebo, decimos que nuestro pelo es graso o con tendencia grasa.

También puede suceder que un cabello normalmente graso sufra cambios por efecto de tintes o decolorantes químicos, y se torne mixto o incluso seco.

¿Cómo combatir la caspa del cabello graso?

La caspa es una afección capilar bastante común que a menudo se vincula con el cabello seco, pero lo cierto es que suele deberse más bien a la seborrea o dermatitis seborreica, o sea a las glándulas sebáceas sobrerreactivas características del pelo graso. La provocan factores genéticos, el estrés, una mala alimentación, alergias o enfermedades como la psoriasis.

No obstante, la causa más habitual de la aparición de caspa es la presencia de determinados hongos. El propóleo, por sus propiedades antimicrobianas y antimicóticas, es eficaz frente a estos microorganismos, ayudando a reducir o combatir la caspa así como las escamaciones o la irritación del cuero cabelludo asociadas.

Pelo graso y champú natural con propóleo

Ciertas sustancias que los champús convencionales acostumbran a incluir pueden empeorar nuestro problema, tanto de exceso de grasa como de caspa. Hablamos de los parabenos, los sulfatos o las siliconas, que si bien hacen que en un primer momento el pelo luzca brillante y monísimo, el efecto no dura demasiado. Y más allá de la apariencia, nuestro cabello no estará sano, por mucho que lo diga la famosa del anuncio.

Champús naturales como el de Propol-mel son neutros o de pH neutro —en torno a 7—, recomendable en este tipo de cabellos, y no contienen sustancias de síntesis química que a la larga ocasionen daños. En lugar de estas se añaden ingredientes como el própolis, la jojoba, las almendras o la oliva, mucho más «amigables» con nuestro pelo y nuestro organismo.

champu-de-propolis-sin-parabenos

Trucos para el cabello graso…

Además de elegir un champú natural, neutro y sin ingredientes químicos agresivos como los parabenos o las siliconas, estos sencillos hábitos pueden ayudarte si tienes el pelo graso:

  1. Lávalo con agua entre tibia y caliente para eliminar bien la grasa y la suciedad; con agua fría no lograrás arrastrar todo el sebo.
  2. No emplees demasiado champú. Lo aconsejable en el cabello graso es aplicarlo una sola vez, usando más o menos la cantidad que cabe en la palma de la mano, y masajear suavemente.
  3. Para controlar la grasa, añade unas gotas de zumo de limón a tu acondicionador o mascarilla.
  4. Aplica la mascarilla de medias a puntas, evitando la raíz y el cuero cabelludo.
  5. Ahora sí, finaliza aclarándolo con agua fría para cerrar las cutículas. Asegúrate de que no quedan restos de producto, de champú, acondicionador o mascarilla.
  6. Entre lavados, puedes aplicar polvos de talco en las raíces con ayuda de una brocha; los polvos de talco absorberán el exceso de grasa. Déjalos actuar, masajea y por último peina para quitar los restos de talco.
  7. Procura cepillar siempre el pelo con la cabeza hacia abajo para que la suciedad no vuelva a depositarse en el cuero cabelludo y utiliza un cepillo de puntas redondas que la arrastren.
  8. Para que tu pelo no se ensucie aún más, evita en lo posible la manía de tocarlo constantemente.

¿Conoces algún otro truco para el cabello graso? Compártelo en los comentarios.

El Champú de própolis natural de Propol-mel regenera, hidrata, suaviza y aporta volumen y brillo ¡del bueno! a tu pelo. Una fórmula 100 % natural, de pH neutro, que no daña el cabello. Con propóleo, jojoba, almendras, oliva arbequina y ácido cítrico, nuestro champú natural es apto para todo tipo de cabellos, también para el cabello graso, y está indicado para las alteraciones del cuero cabelludo como caspa, escamaciones, irritaciones, etc.

Con Propol-mel, pelo bonito y sano.

Oferta 2 gel y 3 champu propol mel
0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito