Cosmética Ecológica: ¿Qué es y Por qué te Interesa?

Cosmética Ecológica: ¿Qué es y Por qué te Interesa?

La cosmética ecológica se basa en un principio: la naturaleza puede suministrarnos todo lo que necesitamos. No es necesario recurrir a componentes químicos que además podrían resultar potencialmente tóxicos para nosotros y para el medioambiente, pues lo cierto es que desconocemos las consecuencias reales del uso continuado de muchos de ellos.

Te contamos qué es la cosmética orgánica y en qué se diferencia de la cosmética convencional, cómo reconocer si los ingredientes de un producto cosmético son verdaderamente naturales, y te indicamos las razones por las que deberías consumirla.

¿Qué es la cosmética ecológica? ¿En qué se diferencia de la cosmética convencional?

Se le conoce como cosmética ecológica, cosmética natural, cosmética orgánica o cosmética «bio», términos que difieren de un país a otro. En cualquier caso, todos designan una misma cosa: un producto —para el cuidado del rostro y el cuerpo, el cabello, maquillaje, etc. — elaborado con ingredientes naturales y sin químicos o sustancias posiblemente tóxicas y perjudiciales para el ser humano y/o el medioambiente.

La cosmética ecológica es una rama dentro de la cosmética, cuya principal característica es la no utilización de elementos químicos de síntesis. Su objetivo es producir compuestos neutros para la piel, evitando potenciales riesgos de enfermedad, sensibilidad o alergia. Otra particularidad que la distingue de la cosmética convencional es que no emplea animales en los test de laboratorio.

cosmetica natural bio propol mel propolis natural

¿Cómo saber si un cosmético «natural» realmente lo es?

Denominaciones como «bio» o «verde», empleadas en muchas ocasiones como reclamo, puede confundir a los consumidores y llevarlos a pensar que el cosmético en cuestión está fabricado con ingredientes naturales cuando en realidad es así.

La certificación para los cosméticos ecológicos y naturales es una solución a este problema de incertidumbre. En caso de duda, observa la etiqueta y busca en ella alguno de los siguientes certificados: ACENE (Asociación de Cosmética Ecológica y Natural de España, con tres categorías: Acene bio, Acene nat y Acene vegan), Cosmebio y Ecocert (ambos certificados franceses), Soil Association Organic (Reino Unido), Natrue (Bruselas), BDIH (Alemania), Cosmos (norma privada europea desarrollada por Cosmébio, Ecocert, Soil Association, BDIH e ICEA, Instituto de Certificación Ética y Ambiental de Italia, para armonizar criterios) y USDA (Estados Unidos).

Etiqueta BIO ACENE

La presencia de este sello garantiza al consumidor que los ingredientes del producto son de origen natural, siendo como mínimo un 21 % de origen ecológico, y que NO contiene materias primas, productos o subproductos testados en animales.

Nota: para evitar posibles engaños, mira siempre el etiquetado y asegúrate de que es un cosmético ecológico certificado, con ingredientes de origen natural.

5 razones para consumir cosmética ecológica

Razones para consumir cosmética ecológica

Te exponemos cinco razones «eco-lógicas» por las que deberías abandonar la cosmética convencional y pasarte a la cosmética natural:

#SIN ingredientes «controvertidos»

Los cosméticos ecológicos no contienen colorantes, conservantes ni fragancias de síntesis u otros componentes derivados del petróleo. Se prescinde asimismo de ciertos aditivos como los parabenos, cuyo uso en la cosmética convencional ha generado bastante controversia, como explicábamos en otro artículo de este blog.

#Cosmética «Cruelty Free»

La cosmética orgánica es de procedencia vegetal y mineral, y no contiene materias primas derivadas de animales sacrificados ni ingredientes químicos testados, o probados, en animales. Lo que se conoce como Cruelty Free («Libre de Crueldad»).

Consumo «ECOresponsable»

Las dos anteriores razones hacen que la cosmética natural sea ideal para todo aquel que apueste por un tipo de consumo más responsable y sostenible. Sin perjuicios para el medioambiente.

#DIY: cosmética casera y artesanal

Con ingredientes naturales, baratos y fáciles de conseguir, como aceite, miel o limón, se pueden elaborar en casa y de forma totalmente artesanal productos de belleza tales como cremas naturales, mascarillas, hidratantes corporales, exfoliantes o tratamientos para el cabello.

#APTA para pieles atópicas, sensibilidad y alergias

En la cosmética orgánica o «bio» no se emplean químicos de síntesis u otros ingredientes empleados con asiduidad en la cosmética convencional y que en muchos casos son causantes de afecciones o enfermedades de la piel. Por lo que está formulada para personas con pieles atópicas, trastornos de sensibilidad o alergias a los mismos.

En Propol-mel fabricamos productos de cosmética natural de un modo artesanal y sin empleo de químicos. Una amplia gama entre la que encontrarás, además de cremas naturales regeneradoras de cara y manos y pies, loción hidratante corporal, gel de baño natural o champú ecológico de própolis sin parabenos. También:

Todos los ingredientes usados para la elaboración de los productos de cosmética Propol-mel son ingredientes naturales —própolis eco, extracto de jengibre, manteca de karité, aceite de rosa mosqueta eco, etc. — y, siempre que es posible, procedentes de agricultura ecológica. Nuestro sello ACENE BIO así lo garantiza.

Imagen: The Ecologist

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito