¿Qué es la cosmética orgánica? Beneficios reales

¿Qué es la cosmética orgánica? Beneficios reales

El sector de la cosmética natural no para de crecer. En un artículo anterior de este blog veíamos qué es la cosmética natural, ecológica y biológica, y en qué se diferencia de la cosmética de síntesis química o derivada del petróleo.

¿Y la cosmética orgánica?, ¿qué es?, ¿qué la distingue de las anteriores? Responderemos a estas preguntas y veremos qué beneficios reales otorga su uso a nuestra salud y a la salud del planeta.

Cosmética orgánica: ¿qué es?

La cosmética orgánica es aquella que produce cosméticos y productos de higiene personal sin utilización de elementos químicos de síntesis. Productos que se caracterizan por contener unas proporciones mínimas de ingredientes de origen natural y de agricultura ecológica, que se especifican en el etiquetado.

¿En qué se diferencia de la cosmética natural, eco o bio? Los cuatro conceptos aluden a una misma cosa, a productos con ingredientes obtenidos de fuentes naturales, pero su uso varía en función del país en que nos situemos. En España empleamos más el término «eco»; en Francia o Alemania, «bio», y en Estados Unidos, Reino Unido o Australia, «orgánico»u organic.

En la mayoría de los casos se trata de cosmética natural u orgánica que lleva un porcentaje mayor o menor de ingredientes ecológicos, y las certificadoras distinguen entre uno u otro término en función de este porcentaje. En Cosmética natural vs. Cosmética de síntesis química ampliamos esta cuestión y os mostramos los principales logos en la cosmética natural certificada.

¿Por qué cosmética orgánica?

Respecto a las ventajas de la cosmética orgánica, «es lo que contiene, pero sobre todo es lo que no contiene». Los cosméticos orgánicos no incluyen compuestos potencialmente peligrosos como pesticidas, insecticidas sintéticos, fungicidas o ingredientes modificados genéticamente.

Tampoco contienen sustancias controvertidas, no ya por sus efectos a corto plazo —suelen encontrarse en proporciones pequeñas— sino por las consecuencias de su uso prolongado en el tiempo al acumularse en el organismo o interaccionar con otros químicos.

¿Cuáles son estas sustancias problemáticas? Las más habituales en nuestro baño son:

  • Los parabenos, compuestos utilizados como conservantes para prolongar la vida útil y comercial del producto, evitando su deterioro por el desarrollo de microorganismos (normalmente bacterias y mohos). Son el etilparabeno, propilparabeno, metilparabeno o butilparabeno.
  • Los sulfatos, sales del ácido sulfúrico, son una de las materias primas más usadas en cosmética como detergente o agente espumante. Los más comunes son el laurilsulfato sódico (SLS, por sus siglas en inglés) y el lauril éter sulfato de sodio (SLES).
  • Las siliconas, que son compuestos químicos empleados en la industria cosmética como agentes emulsionantes o lubricantes. Las siliconas forman parte de geles y champús, acondicionadores para el cabello o lubricantes íntimos.

Beneficios de la cosmética orgánica para tu salud y la del medioambiente

Además de lo que nos aseguramos no hallar, estos son otros dos importantes beneficios del uso de productos de cosmética orgánica:

Compuestos neutros para la piel

Los alérgenos son sustancias que pueden inducir una reacción de hipersensibilidad en personas susceptibles que previamente han estado en contacto con ellos. Uno de los mayores inconvenientes o contraindicaciones de la cosmética de síntesis química es la presencia de estos alérgenos y, en general, de compuestos potencialmente agresivos, que destruyen la capa lipídica protectora natural de nuestra piel y atacan con moléculas, conservantes y otros, ocasionando problemas cutáneos.

La cosmética orgánica no contiene sustancias de este tipo y sí materias primas de origen vegetal no reactivas y aptas para personas con trastornos de sensibilidad, alergias o pieles atópicas. Sustancias, en cambio, beneficiosas por su contenido en micronutrientes o compuestos antioxidantes que actúan desde el interior celular, nutriendo las células y estimulando su regeneración, lo que conduce a cambios reales y sostenidos en el tiempo.

Sin contaminantes ni animales maltratados y/o sacrificados

Hasta el momento hemos mencionado los beneficios para nuestra salud. Pero no olvidemos las ventajas asimismo para el medioambiente y los animales. Los productos de cosmética orgánica no incluyen derivados del petróleo, potenciales contaminantes al verterlos al agua. Tampoco materias primas o subproductos que hayan sido testados en animales de laboratorio.

En referencia a estos últimos, un dato para la reflexión: cada año medio millón de ratones y ratas, conejos y conejillos de indias* en el mundo son sometidos a torturas innecesarias y éticamente inaceptables para probar la toxicidad de cosméticos y productos de higiene personal, entre otros.

*Dato Cruelty Free International.

cosmetica organica de Propol-Mel

En Propol-mel, somos fabricantes de productos artesanos y holísticos elaborados con un ingrediente base: el própolis. Tanto este como el resto de ingredientes son de origen 100 % natural, con un porcentaje de ingredientes ecológicos variable en función del producto específico, alcanzando hasta el 98 %; así lo garantiza el certificado BIO ACENE, que encontrarás en la etiqueta. Todos ellos están disponibles en nuestra Tienda online.

Pásate a la cosmética orgánica, pásate a Propol-mel.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito