Crema hidratante con propóleo: Usos y ventajas

Crema hidratante con propóleo: Usos y ventajas

¿Usas crema para hidratar tu piel a diario? Con los años y debido a factores metabólicos, hormonales o ambientales, la pérdida de agua y lípidos se acentúa. Como consecuencia nuestra piel se deshidrata, produciéndose una merma progresiva de su elasticidad y firmeza.

La crema hidratante es el primer cosmético que las mujeres, y cada vez más los hombres, utilizan para el cuidado de su piel. En este artículo os mostramos cinco ventajas de su uso y, en particular, del uso de crema hidratante con propóleo para mantenerla hidratada, nutrida y protegida desde el interior.

¿Por qué nuestra piel se deshidrata? Pérdida de agua transepidérmica

El agua llega a la capa más superficial de nuestra piel, el estrato córneo, procedente de las capas profundas; es lo que se llama agua transepidérmica. Esta, junto con el sudor liberado por las glándulas sudoríparas, se encarga de mantener la hidratación.

La pérdida de agua transepidérmica (TEWL, por sus siglas en inglés) es la pérdida de agua desde el interior a través de la epidermis hacia la atmósfera mediante procesos de difusión y evaporación. Se denomina asimismo pérdida de agua insensible (IWL), pues se trata de un proceso del que la persona no es consciente y sobre el que tiene poco control fisiológico.

El estrato córneo tiene un porcentaje de agua de entre un 10 y un 20 %. Niveles por debajo del 10 % hacen que nuestra piel se deshidrate y se torne áspera y frágil. Aunque la sequedad no se debe solo a la pérdida de agua, sino también a la de lípidos. ¿Y por qué sucede?, ¿a qué se debe esta pérdida en exceso de agua transepidérmica y lípidos? Las razones más comunes son:

  • Edad avanzada.
  • Una mala dieta.
  • Sudoración abundante (diaforesis). Por variaciones en la actividad de las glándulas sudoríparas.
  • Piel dañada. Debido a enfermedades (dermatitis atópica, psoriasis, diabetes, hipotiroidismo, etc.), lesiones, quemaduras y/o infecciones, de modo que se vuelve más permeable al paso del agua y se producen elevadas pérdidas de su nivel de hidratación.
  • Factores ambientales. Como la temperatura, la humedad y la estación o época del año.
  • La radiación ultravioleta. El sol es necesario y beneficioso cuando lo tomamos con moderación, pero en exceso acelera la deshidratación y el envejecimiento cutáneos.
  • El tabaquismo y la contaminación, que contribuyen al deterioro prematuro de la piel, acentuando las arrugas y la apariencia de envejecimiento facial. Estos efectos se deben a una reducción de la hidratación del estrato córneo y a un engrosamiento y fragmentación de las fibras elásticas, aumentando la desecación y la atrofia cutáneas.
  • El empleo de determinados medicamentos tópicos u orales (diuréticos, isotretinoína, etc.) e ingredientes químicos o derivados del petróleo (siliconas, emulsionantes, surfactantes, etc.).

Factor de hidratación natural y cremas tópicas hidratantes

Nuestra piel contiene un conjunto de sustancias que favorecen la retención del agua manteniendo su función de barrera y su elasticidad, los lípidos: ceramidas, ácidos grasos libres, colesterol, fosfolípidos, etc. Es el factor de hidratación natural o factor humectante natural (FHN).

La aplicación tópica de lípidos emolientes mediante cremas hidratantes ayuda a conservar o recobrar el FHN. Pero, ¿por qué con propóleo? El propóleo es una sustancia natural que ha mostrado múltiples ventajas y beneficios en pieles deshidratadas o secas. Lo vemos con más detalle en el siguiente apartado.

5 usos y ventajas de la crema hidratante con propóleo

Estos son algunos de los principales usos de la crema hidratante con propóleo y sus ventajas en pieles secas, dañadas o deterioradas por falta de agua y lípidos:

  • Ayuda en caso de enfermedades cutáneas como dermatitis, eccemas, psoriasis, etc. El própolis en crema reduce la inflamación, la sequedad extrema, el enrojecimiento o eritema, el picor (prurito) y dolor, y favorece la curación de escamas o erupciones escamosas.
  • Disminuye la respuesta inflamatoria y aumenta el contenido de colágeno, entre otras acciones que promueven la cicatrización de pequeñas lesiones o quemaduras superficiales en la piel que puedan provocar su deshidratación.
  • El aceite de rosa mosqueta —con ácidos linoleico, linolénico y oléico—, ingrediente también de nuestra crema hidratante, actúa sobre el FHN reduciendo la pérdida de agua de la epidermis y suavizando la piel descamada.
  • Otro ingrediente de la crema es la manteca de karité, un filtro solar natural que recubre la piel protegiéndola de la radiación UV, los cambios bruscos de temperatura o la polución. Evita así su deshidratación y envejecimiento prematuro (arrugas, manchas o lentigo solar, etc.).
  • Las cremas en base petróleo incluyen siliconas que dan una falsa sensación de piel hidratada, sensación que acaba cuando la sustancia se cae. Además contienen otra serie de ingredientes de síntesis química que pueden agravar la sequedad o xerosis cutánea. La crema hidratante natural con propóleo nutre la piel con sus aceites vegetales y la protege de la pérdida de agua gracias a sus ceras.

Nuestras cremas ylociones hidratantes se elaboran con propóleo, rosa mosqueta, karité y otros ingredientes naturales que hidratan, nutren y protegen tu piel de la deshidratación. En nuestra tienda online encontrarás:

Crema facial regeneradora natural Propol-mel.

Crema de manos y pies.

Loción corporal hidratante.

En pieles especialmente secas y dañadas o pieles maduras, recomendamos combinar las cremas hidratantes con el Ungüento de própolis Propol-mel

4.7/5 (3 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito

WhatsApp ¿Dudas? Manda un WhatsApp a Albert, responde en cuanto puede