Ventajas de emplear jabones naturales

Ventajas de emplear jabones naturales

Como yo, quizá guardes esa imagen de tu infancia en la retina, la de tu madre o tu abuela elaborando con esmero pastillas de jabón con aceite usado, sosa y azulete. Aquella pasta se removía durante varios días, se dejaba reposar hasta que espesaba y finalmente se cortaba en trozos rectangulares. Era jabón casero, natural, y el olor que desprendía la piel limpia o aquella ropa recién lavada y tendida al sol era inconfundible.

En Propol-mel tratamos de mantener esa esencia, la de lo hecho en casa, por ello fabricamos nuestros jabones de modo artesanal. Con ingredientes vegetales, aptos para pieles grasas, pieles sensibles y atópicas, para la higiene íntima… os mostramos las ventajas de emplear jabones naturales.

Jabón natural, como «el del pueblo»

El jabón es, en términos químicos, una sal sódica o potásica resultante de la reacción entre una base (hidróxido de sodio o de potasio) y un lípido (aceite o grasa); reacción conocida como saponificación. Puede presentar diferentes viscosidades, si bien el jabón es tradicionalmente un material o producto sólido.

El lípido empleado puede ser de origen animal, como la manteca de cerdo, o de origen vegetal, como el aceite de oliva o de coco. Los jabones naturales o ecológicos son aquellos que se fabrican únicamente con materias primas e ingredientes naturales, sin sustancias de síntesis química; os contamos más en el siguiente apartado.

Por sus propiedades detersivas (disuelve la suciedad y las impurezas), los jabones se utilizan desde hace miles de años para la higiene personal así como para lavar la ropa u otros enseres. En este artículo os contábamos la curiosa historia del descubrimiento del jabón.

4 ventajas de usar jabones naturales

A continuación detallamos cuatro ventajas de emplear un jabón natural para tu higiene corporal:

Natural, natural

Los jabones naturales contienen materias primas de origen vegetal, no modificadas genéticamente, y aceites vírgenes no rectificados. No incluyen conservantes sintéticos, colorantes, siliconas, parafinas, aceites minerales, ingredientes etoxilados, con talco, mercurio o aluminio, antioxidantes sintéticos, polietilenglicoles o dietanol aminas.

En Propol-mel empleamos una base de jabón vegetal: aceite de palma de cultivos sostenibles y coco, agua, glicerina vegetal —aumenta la detergencia a la par que alisa y suaviza la piel —, sal y diacetato-glutamato sódico. Asimismo, nuestro jabón natural contiene tintura de própolis, aceites vírgenes de oliva arbequina y almendras dulces, y aceite esencial de lavanda. Todos ellos ingredientes naturales, no testados en animales.

Nota: hay algo único en nuestro jabón natural. Los jabones son la sal sódica o potásica de la grasa. Así, un jabón de aceite de oliva es una sal de las grasas de la oliva. En nuestro caso, la sal es de palma (cultivos sostenibles) y coco. Pero luego, una vez hecho el jabón, añadimos los aceites para que sea hidratante; el aceite de almendras y oliva están por tanto en forma grasa, no sal.

Elimina el exceso de grasa

Las pieles grasas son aquellas que producen más sebo del necesario y, como consecuencia, presentan brillos e impurezas. Este tipo de piel —y la piel normal con tendencia grasa— se beneficia especialmente del uso de jabones naturales, sin agentes químicos controvertidos que puedan agravar el problema de exceso de sebo.

Tal y como os recomendábamos en el post sobre las pieles grasas, cuando se tiene acné lavarse con un jabón natural en pastilla es más conveniente que con un jabón líquido (gel). Debido al tipo de moléculas que forman las partículas de jabón, las pastillas ayudan a eliminar la grasa. La piel queda limpia y lista para, en su caso, aplicar lacrema facial.

Para pieles «especiales»

Los jabones naturales y ecológicos son aptos para pieles con alteraciones y/o que requieren cuidados especiales. El propóleo presente en nuestro jabón natural tiene propiedades antisépticas, curativas y regeneradoras, muy beneficiosas en estos casos. Además de pieles grasas y con acné, nos referimos a:

  • Pieles sensibles: pieles susceptibles a los factores ambientales, a los que reaccionan con sequedad, enrojecimiento, irritación y picor.
  • Dermatitis, o inflamación de la piel, como dermatitis atópica.
  • Psoriasis, una enfermedad inflamatoria crónica de la piel.
  • Eczemas, o lesiones inflamatorias; el jabón natural de própolis reduce la picazón.

También para la higiene íntima

Jabones naturales como el nuestro están creados para la higiene de todo el cuerpo, incluida la higiene íntima. Poseen un pH neutro, el indicado para las zonas más delicadas del cuerpo.

A los jabones o geles habituales en el mercado se suelen añadir ciertos ingredientes químicos para lograr el pH deseado, o bien para que produzcan más espuma —la espuma transmite la sensación de detergencia, de lavar más—. Estas sustancias pueden irritar la piel. En nuestro caso, para obtener un pH óptimo nos servimos de ingredientes naturales como el ácido cítrico.

El Jabón natural de própolis ecológicohidrata, nutre, regenera y es antiséptico. Un jabón elaborado artesanalmente con ingredientes 100 % naturales —98 % certificados ecológicos—, apto para todo tipo de pieles y para toda la familia, adultos y niños. Gracias al a ceite esencial puro que utilizamos en su formulación, el de lavanda, el jabón natural Propol-mel tiene además una propiedad anímica específica: calma la mente.

Una vez limpia la piel, aplica la Crema regeneradora facial de própolis. Apta asimismo para todo tipo de pieles, nuestra crema facial natural atenúa las arrugas y las manchas gracias a la acción de la rosa mosqueta.

0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Esta entrada tiene un comentario

  1. Me encantaría promocionar sus jabones en mi provincia

Deja un comentario

CERRAR
×

Carrito